miércoles, 13 de diciembre de 2017

Otras formas de silbar el miedo.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas


La imagen puede contener: una o varias personas e interior


 La obra de Luis Oroz, Otras formas de silbar el miedo se presenta en Badajoz.

SOBRE EL AUTOR. 

de Luis Oroz podemos decir, entre otras cosas, que es un madrileño afincado en Mallorca, que fundó junto con otros poetas el foro de poesía Alaire.  Y que desde el 2005 viene publicando en Antologías, siendo esta obra,  Otras formas de silbar el miedo, la primera que él hace en solitario. Es de agradecer ver un libro donde Oroz es el único autor, porque así se ve su gran sensibilidad y su forma peculiar de crear.  

Hay que decir, también, que su vida, como autor, está cotejada de reconocimientos literarios. Así lo muestran sus premios: Es ganador del II certamen de poesía “Poemas sin rostro” 2006 en Murcia; del premio Ágora  (el VI premio “Francisca Adrover” de Poesía 2007) en Palma de Mallorca. Ganador, también,  del II certamen poético “Amparo Bletisa” 2010; y en el mismo año,  Premio Nacional de Poesía en el XV certamen Literario San Jorge (Madrigueras)  de Albacete. Además ha quedado finalistas en otros tantos certámenes literarios. Así: en el V Certamen Internacional de poesía “Memorial Bruno  Alzola García” 2008; en las ediciones XXIV y XXV del Premio “Gerardo Diego” de poesía del 2008 y 09.

Aunque, a decir verdad,  cuando se habla de Luis Oroz, más allá de sus premios, hay que hablar de su persona, de alguien entrañable que –en opinión de quienes le conocen- hace que las cosas sean más sencillas de lo que, a veces, las hacemos y son. Creo no equivocarme si digo que en Luis, como autor,  su cosmos existencial y la obra guardan una estrecha relación. Y, siguiendo con esta reflexión, me uno a las palabras de nuestro común amigo Julián Borao, que en el prólogo de esta obra, comenta que ante Luis Oroz, nos encontramos con una, de esas personas de las que se puede decir que ha sido capaz de trascender a su cotidianidad una persona sensible que ha convertido su asombro y su emoción vital en poema, siendo plenamente consciente-sigue diciendo Borao- de que la poesía está también más allá de sí mismo. Creo que que estas palabras del prólogo, resumen bien lo que Luis es.




         SOBRE LA OBRA

      El poemario lleva un título muy sugerente: Otras formas de silbar el miedo. Digo sugerente porque, es cierto, se silba cuando uno siente cerca el vértigo de lo desconocido, o el sabor de lo inesperado y en soledad. Pues bien arrancando de esta magnífica expresión  Luis Oroz nos trae un libro donde los versos trazan unas herramientas particulares para enfrentar ese sentimiento irracional que es el miedo. 

El libro tiene cuatro partes.  Cada una de ellas con unas citas cabeceras que no podemos pasar por alto. Estas son de autores como Blas de Otero, Pepe Hierro, Ángel González y Gil de Biedma. Todos ellos forman parte de lo que se dio en llamar la poética social, e incluso intimista. 

Bien, después de una lectura atenta de los poemas de cada una de estas partes he hecho mi reflexión particular:

Nuestro autor hace hincapié,a lo largo de este libro, en realidades diferentes: el tiempo, los existenciales, como la libertad, el dolor, la esperanza, las emociones… Y todo ello, con el trazo de metáforas sugerente, unas imágenes que sorprenden porque, como dice Borao- juegan con la contradicción y con lo inesperado. Es muy importante decir que  la  poética de nuestro autor es lo que algunos llaman-poética del instinto y de la experiencia. Este aspecto queda perfectamente  reflejado en las páginas de este libro. 

Antes de comentar cada parte, quiero dar un apunte del poema principal. Este,titulado Contraportada, es pórtico de los cuatro capítulos. Pienso que este poema es la clave de toda la obra. Imprescindible leer despacio los primeros versos:

Espera. El libro está cerrado/… Estás justo en el vértice donde nace la historia, para terminar con una estrofa final, para mí,  llena de significados:
Puedes coser tu tiempo a mi destierro,/  alargar la bufanda de las horas /por si el frío se extiende, /infeccioso y tenaz,/ de mi mano a tus manos./ El libro está cerrado,/ nuestras vidas a punto de estallar sobre la mesa.

Magnífico. Maravilloso este primer verso donde el yo literario invita, a un lector imaginario, a abrir la obracosiendo su tiempo al destierro del poeta…” Solo con esta expresión podríamos hablar hasta mañana.

La imagen puede contener: una persona, sentada, teléfono, mesa e interior


En el primer capítulo he visto como,  entre los versos, el tiempo toma protagonismo.  Sí, el tiempo vital, existencial, con el que se establece un duelo. La cita en esta primera parte es de Blas de Otero, el poeta de lo social, que dice: Que mi voz brille libre, letra a letra/restregué contra el aire las palabras.

Desde el primer poema, se observa este sentimiento de Blas de Otero que Luis Oroz hace suyo. Así, lo que nos encontramos de entrada son unos escenarios propios de la farándula de un bar de copas.  Aquí es donde nuestro autor nos hace entrar para decirnos, de manera casi intimista, que hay que ser capaz de separar el whisky del silencio, la realidad desbordada de lo profundamente íntimo.  Sí, en este hábitat perdido en un desierto de cócteles y luces, es donde el yo literario subrayará la amistad, donde pondrá el acento de lo que supone el  amigo encendido en mitad de la noche apuntando a mis párpados. Es en  este lugar, un bar de copas-donde el tiempo se dilata hasta dejar de existir,- donde Oroz nos invita a  entrar  para hablarnos como el amor se sumerge en una copa que no puede beberse, donde el abrazo rompe los relojes a las cuatro y sin voz de la mañana. Sí, es aquí donde el Yo incuba en los ojos del otro una edad diferente, una curva irreal que fragmenta la cáscara del tiempo.

Entre los versos de esta primera parte, aparece el tiempo, a veces el tiempo pasado, frágil, sutil,  como expresa uno de los poemas: Lo cierto es que el pasado se desliza bajo los altavoces, igual que de la duda se descuelga la araña venenosa de la soledad. O como expresan estos versos: Los años, /como adverbios de tiempo suspendido, / han formado su nido /en la copa nocturna de las irrealidades/y desmiembran “ahoras” y “mañanas”/  en la hambrienta garganta del pasado. Considerado así, el tiempo que se hace  historia, una historia sujeta por los brazos que se apoyan en una mesa de humo que el yo literario conoce bien. Sí, el tiempo, el tiempo, como vida que es la costumbre de romperse los ojos, de abandonar la claridad, de sumergir- aunque parezca paradójico- al tiempo en un vaso de tiempo.

Este tiempo – dirá el poeta-  se disuelve en la inmortalidad (como destiempo), haciendo aparecer “el rastro de tu voz sobre mi voz, la longitud inmensa de lo que, tal vez, alguien  recorrerá también sobre nosotros”.

Me pregunto si no será esta consideración del tiempo que veo ,entre los versos de la obra, una forma distinta de silbar ante el miedo, ante el vértigo que provoca  el hecho de que todo pase y se acabe.

Aquí, en este primer apartado tomaría el segundo y el último poema 


LAS ÚLTIMAS COPAS                


A veces alguien llora 
sin otra realidad que la de ser 
extranjero en su cuerpo. 

Era triste mirar, 
bajo el aire indigente de lo que ya no importa 
gravitaba un ayer desconocido. 
El amor sumergido en una copa 
que no puede beberse, 
el abrazo que rompe los relojes 
a las cuatro y sin voz de la mañana.  
En un naufragio de sonrisas 
flotaban, boca arriba, los recuerdos. 
Ajenas, perseguidas,  
dulcemente inaudibles, 
las palabras caían 
sobre la cresta blanca de la música. 
Era triste mirar aquellos labios 
posados en la rama, estrecha y vacilante,  
de la felicidad. 
El humo y la pasión son dos himnos de fuego 
y el alcohol un país cuya bandera 
ondea en las miradas. 

Yo incubaba en sus ojos una edad diferente, 
una curva irreal que fragmentara 
la cáscara del tiempo. 
Pero fuimos burbuja,  traslúcido jabón entre las manos,                                             
la frágil convicción que sobrevive 
suplicando vacíos sobre el mundo. 

Allí, mientras reíamos,   
ahora lo comprendo, 
murió de inanición mi adolescencia, 
o tal vez siga viva, 
inmensa y transparente, 
como el dolor soluble que sujetan las lágrimas



INMORTAL 


Nos dejaste las hojas y el rocío 
el mar 
las instrucciones 
para aprender a andar sobre las aguas 

Raquel Lanseros 
   


La emoción que resbala,  
la evidencia 
de no saber si todo permanece. 
La nostalgia es el rastro de otras voces, 
de la ajena palabra que en tu boca se hunde 
para imprimir su huella 
sobre esa playa que llamáis silencio.  
Unas manos distintas sujetarán tu copa 
mientras brindamos juntos 
por la certeza de la incertidumbre. 
Como un pez diminuto que en el cristal comprende 
la transparencia de la inmensidad, 
así se expande el mundo 
desde el vidrio convexo en el que habitas. 
Y sin volver  regresas de la muerte a la vida, 
gravitando las aguas 
y alejándote 
de todo lo que un día conocimos. 
Yo no diré tu nombre 
ni el motivo  
por el que estás aquí mientras te pierdo,  
porque tal vez es eso 
lo que te hace inmortal; 
el rastro de tu voz sobre mi voz, 
la longitud inmensa de lo que, tal vez, alguien 
 recorrerá  también 
sobre nosotros.   


En la segunda parte, en el segundo capítulo, es José Hierro el poeta de cabecera. La cita es significativa respecto del contenido de este apartado: No es frecuente que sea así, pero sucede, como ahora: de súbito se encienden mar y música; estallan tiempo, espacio, fuera y dentro; giran deslumbradores vida de ayer y sangre fresca, es como un huracán irresistible.

Aquí, mi reflexión, después de leer unos poemas magníficos, se centra en los sentimientos, las emociones. Es curioso, la temporalidad pasa ahora del pasado al presente.  Así dice el poeta:

Hoy /entra por mi boca, /expira con mis labios, /utiliza mi lengua para desempolvar el corazón de su significado. /Me ama de verdad y, sin embargo, espera / a morirse de mí para besarme. Sí, son las emociones que existen como pájaros que emigran hacia el sur para acercarse.

En esta segunda parte, el tiempo recibe el apelativo de  zoo-ilógico donde todo es posible. Zoo (animal). El tiempo es como un animal fuera de toda lógica.  Este, el tiempo, junto con la distancia, forman un mundo a donde se regresa, al goce de no ser.

Interesante los dos primeros poemas 

INEXPLICABLE

Nosotros siempre tuvimos claro 
que un ave podría generar el cielo 

J.J. Ferreiro 


La miro conversar, la reconozco 
frágil,  
como una risa huérfana 
de oídos. 
Está en el otro lado de lo que conocemos,  
donde la realidad y su ficción  
jamás han existido, 
bajo el túnel hermético que el desamor construye 
de silencio a silencio.  

Hoy 
entra por mi boca,  
expira con mis labios, 
utiliza mi lengua para desempolvar  
el corazón de su significado. 
Me ama de verdad 
y, sin embargo, espera 
a morirse de mí 
para besarme. 

La intuyo respirar, no puedo verla 
enhebrando mi luz 
en la aguja que cose nuestros sueños. 
Si le grito ¡ya voy!, 
ella despierta, 
si me susurra ¡ven!, 
yo me deshago. 
Tal vez la vida solamente exista 
cuando has sido capaz de compartirla. 


INNOMBRABLE 

 ¿Cómo puedo decírtelo? 
si nombrarlo es romperlo, 
si no existe raíz 
para lo no sembrado todavía, 
si buscarle un lugar es destrozar  
su vocación de dios sobre los hombres. 
Yo sé que puedes verlo, 
que sonríes 
cuando escuchas callar lo que te cuenta, 
que pisas tú también cada una de esas huellas 
que no podrás pisar 
(es lo que pasa). 
No,  
yo no puedo decírtelo, 
ni tú preguntarás cómo ha llegado, 
porque tan solo aquello que se sabe inconsciente, 
como un acto reflejo, 
puede vivir sin nombre y sin origen. 
porque, después de todo, 
cuando todo esté cerca, de tan lejos, 
tal vez será la única 
e indescifrable forma de esperanza. 



 En la tercera parte, la cita de entrada es de Angel Gonzalez. Esta marcará el contenido ya que en este apartado aparecen los existenciales, como la libertad y el dolor, entre otros. Estos existenciales se describen con imágenes sugerentes que apuntan a otras formas de silbar ante lo irremediable. A cada uno de estos existenciales el poeta le exige hacer frente a la dificultad. A la libertad se le pide que sujete la lengua con su lengua sin márgenes  -/y pronuncia, /si puedes, / un te quiero infinito.

Y así, en medio de este ambiente existencial, aparece el apunte de un rasgo metapoético, al hablar del poema como un arma para silbar ante el miedo de la vida. Así es, el poema se transforma en  un niño imprescindible,/ un bebé que disfraza en su boca de trapo /todas esas palabras que nada significan. Es el poema del que el yo literario dice: Provocas el amor o cierta sensación de indiferencia, sin embargo los que escuchan tu sangre sienten miedo, porque también se vence a los ejércitos hiriendo el corazón y la memoria. En el mundo hay cariño de sobra para un niño perdido. /No vas a crecer nunca. / Jamás estarás solo, / porque llevas escrito en tu inocencia /el último secreto de los hombres. /No existe muerte alrededor el mundo /que deje en orfandad el pensamiento.

POESÍA 

Tal vez eres un niño imprescindible, 
un bebé que disfraza en su boca de trapo 
todas esas palabras que nada significan. 

Vulnerable y aislado, 
te dejas desear mientras ocupas 
otra cuna vacía. 
A nadie perteneces, pero lloras 
y tus lágrimas forman una madre imprevista. 

Provocas el amor 
o cierta sensación de indiferencia, 
sin embargo 
los que escuchan tu sangre sienten miedo, 
porque también se vence a los ejércitos 
hiriendo el corazón y la memoria. 
En el mundo 
hay cariño de sobra para un niño perdido. 
No vas a crecer nunca. 
Jamás estarás solo, 
porque llevas escrito en tu inocencia 
el último secreto de los hombres. 
No existe muerte alrededor el mundo 
que deje en orfandad el  pensamiento. 

En la cuarta y última parte, la cita que aparece es de Gil de Biedma: Oh innoble servidumbre de amar seres humanos, y la más innoble que es amarse a sí mismo! La cita subraya las antítesis  de la generosidad. Es la generosidad que arranca del propio poema. Posiblemente, este valor apuntado,  sea otra de las formas de hacerle frente al miedo, de silbar el miedo.  

En este cuarto capítulo me he fijado especialmente en los dos últimos poemas. En ellos el yo lírico subraya el valor de las palabras, esas que plasman la inmortalidad del que se acerca al poema mismo. El deseo noble de la inmortalidad es otra forma de hacer frente a los miedos, otra manera de silbar ante el vértigo de lo finito. Ser inmortal es ir muriendo en las vidas ajenas, -dice el poeta- es ir abandonando sus memorias para quedarse, ausente, en las palabras, para ser otra vez, y esta vez para siempre, el poeta sin cuerpo que antes eras.

La imagen puede contener: 2 personas, cámara

              Resumiendo: En estas cuatro partes nuestro poeta, presenta  las estrategias necesarias para hacer frente a la gravedad  de la propia existencia. 


jueves, 7 de diciembre de 2017

Luz

Esa luz que acaricia el espejo de la tarde...
que restablece la gramática del agua,
un orden misterioso 
que solo ella entiende.Esa luz 
trae la brisa del misterio,
huella de voces extrañas 
que despiertan el deseo
de  infinitos horizontes.
Esa luz, desata la línea sutil
de la muerte, el ocaso 
de la existencia que rompe 
la absurda gloria del ser.




La imagen puede contener: cielo, nubes, exterior, agua y naturaleza

martes, 28 de noviembre de 2017

Llueve

Llueve...Las gaviotas vuelan 
a contracorriente, a ras del agua, 
perezosas. Llueve.

Tú, en la deriva de este río 
que lo abarca todo, 
sigues ahí
con el silencio de siempre.

Llueve y nadie,nadie, habla.
Todos caminan por esa línea endeble 
que abraza el ser. 

No espero nada 
en este remontar el vuelo, 
río arriba, 
con el horizonte a mis espaldas.
Llueve.

miércoles, 25 de octubre de 2017

Oscuras dimensiones

Luis Oroz




Luis Oroz nos visitará el 12 de diciembre. Presentará en Badajoz, en la librería Universitas su nuevo poemario, Otra forma de silbar el miedo, publicado por Vitrubio. 

Este es el poema que fue finalista del II Premio Internacional de Poesía Jovellanos.

La tarde era pequeña como el beso de un niño,
no existían, de pronto, las respuestas
y en el vaso de agua
respiraban, exánimes, los peces del silencio.
La tarde era pequeña,
os lo juro,
aunque fueran las horas terriblemente idénticas
y el sol se derramara a las 10 menos cuarto.
La tarde era pequeña como un Oroz sin padre,
hoy, la vida
ha empezado a caber en cualquier sueño
.

lunes, 23 de octubre de 2017

Munela


No hay texto alternativo automático disponible.



Este fin de semana hemos tenido  la visita de Munela. Esta es una muñeca que pertenece al proyecto Mun de Santillana para Educación Infantil.

 En fin, Munela ha sido la invitada de Rodrigo. Él ha tenido  que cuidarla,  procurado que Munela estuviera  bien y no le ocurriera nada.

Eso sí, le ha tocado convivir con el friquismo de los guerreros de Starword y Mario GrÖss.

                                                   No hay texto alternativo automático disponible.

El Nombre secreto del agua en la Revista de Estudios Extremeños

.


              El poeta Faustino Lobato vuelve a la palestra de la actualidad literaria con una nueva entrega, El nombre secreto del agua, que nos ha sorprendido muy gratamente. En ella Faustino Lobato (al amparo del famoso aserto de Heráclito, que reza Todo fluye, todo cambia, nada permanece) recrea el tema del tiempo, seguramente el tema poético por excelencia, el que con más emoción sacude la sensibilidad del lector. Un tema que como tal ha sido tratado en todas las épocas, de acuerdo con el temperamento de cada una de ellas, y con la conciencia de cada escritor. 

                    Y así, como es de esperar en un escritor con voz propia, Faustino Lobato lo aborda desde su peculiar estilo: a partir de la cita del sabio griego, se sumerge en los entresijos de su mensaje, valiéndose para ello de una imagen tan significativa, tan rica en connotaciones, como es la imagen del agua, de la que nos cuenta su historia (página 55): La gravedad de mis manos recorre la geografía del agua (p. 47)

                       La escenografía del agua recorre, pues, el poemario, contando sensaciones, y otorgando unidad y coherencia a las tres partes en que este se divide, en mutua correspondencia con los tres sintagmas que se yuxtaponen en la referida cita. Una estructura, por tanto, muy marcada, que pone en evidencia una firme voluntad de establecer un orden, sobre el que va a descansar todo el mecanismo de progresión, desde el principio hasta el final. Y en este recorrido el poeta logra desarrollar, de forma muy personal, una imagen que pertenece a la gran tradición literaria. Y ahí, precisamente, radica buena parte del acierto del libro. 

                     En la primera parte de este, Todo fluye, la concepción del agua responde a la manriqueña corriente de agua que toma cuerpo de río, corriente de las horas (página 18), y origen de la vida (donde primero fue el agua, página 21).

                         Más no quedará ahí este ejercicio de recreación simbólica. Y de lo establecido, el poeta, en la segunda parte (Todo cambia) va a derivar hacia otra mirada que hará del agua su propia morada, eso sí, una morada que transita (página 33), ya no por el cauce de un río, sino entre las dos orillas del camino que marca el tiempo (página 41), asimilando a este itinerario de tierra, de barro y brumas, los valores propios de aquel río manriqueño.

                          Luego, ya, en la última parte, un nuevo salto, para concluir. Y el conocido río se va a convertir en remanso que no corre, que acarrea trazos / del manantial primero... Es el momento en que el eco del agua se ha hecho, en el verso de Faustino, voz del misterio, voz que busca lo esencial en medio de la fragilidad. Ahora el yo lírico siente que sucumbe el hálito vital. Que él mismo desaparece. Ya no hay agua, sino lodo (página 60):

Me acerco al eco del agua. Sonidos que silabean mi nombre; rumor de otro río que acarrea trazos del manantial primero; voz del misterio grabado en el limo y en los juncos. Eco que refleja mi orilla con ansia de Paraíso. (p. 54)

                           Se ha completado así el círculo, de forma breve, pero intensa, por lue (‘) los versos de Faustino Lobato están cargados de profundidad, de un aluvión metafórico muy granado, a través del cual el poeta ha buceado en la poesía del conocimiento, de lo absoluto, en la búsqueda ardiente del alma de lo eterno. Y de ahí que, a medida que avanzaba en su particular vía mística, haya terminado por sentir que la pasión del agua lo habita; que su cuerpo, como de ser humano, está, en lo esencial, constituido por agua, por agua que por sus brazos fluye; y que moldea su fragilidad esencial...

                     Y así, en lógica consecuencia, si él se ha hecho agua, esta, a su vez, se humaniza. El sujeto poético reconoce así la piel del agua, en esa línea visionaria que hizo escribir a Luis Álvarez Lencero aquel maravilloso verso que decía: He llorado sobre la piel de una lágrima.

                        A la postre, si todo cambia no podía dejar de cambiar el propio verso, y este, a lo largo de estas páginas, unas veces se hace estrofa, y otras prosa poética, unas veces reflexión y otras sentimiento, una veces agua y otras tierra, en una lucha de contrarios que acaba por configurar un relato de carácter metapoético: Cambia el verso en la carne del encuentro; / en el destino del capricho; en la angustia / de esta soledad de barro pegada a mi horizonte (p. 46)

RUFINO FÉLIX MORILLÓN  en la Revista de Estudios Extremeños págs 777-78

Importante ir a páginas 777-78 apartado Reseñas.

http://www.dip-badajoz.es/cultura/ceex/reex_digital/reex_LXXIII/2017/T.%20LXXIII%20n.%201%202017%20en.-abr/90403.pdf


miércoles, 18 de octubre de 2017

Presentación en Sevilla, el séptimo lugar.

             


                Ayer martes 17 de octubre, con el calor en la espalda me encaminé hacia Sevilla para presentar por octava vez El nombre secreto del agua. Me acompañaba mi buen amigo Manuel Muñoz, compañero de instituto. Gracias a él no perdí los nervios una vez que llegué a Sevilla, después de dos horas y media de viaje. 

              Eran las 19 horas cuando estábamos aparcando en la misma calle de la librería La Casa del libro de Nervión, en la calle Hernando del Pulgar, 2., esquina con la avenida Luis Montoto.

              Cuando llegamos y preguntamos por la cuestión de la presentación  nadie llegó a acogernos, a darnos la bienvenida. Todo estaba correctamente colocado, justo en la misma entrada, sillas para los asistentes al evento, una mesa don sillas para los presentadores. Todo muy correcto pero sin alma. Esta me dije la teníamos que poner nosotros.

             Una vez visto el lugar salí para recibir a mi amiga y poeta Ana Villalobos que era la persona encargada de presentarme y a Antonio Magdaleno, un amigo de Ana, que generosamente había accedido a ponerle un punto musical al recital ( segunda parte del acto).

             Comenzamos pasadas las 19,30 concediendo unos minutos de cortesía a los que rezagados que por causas miles no llegan puntual a la cita. Me alegró ponerle cara a Agustín, un poeta de la Asociación Intimad de Sevilla. 

            Magnífica Ana y maravilloso Antonio. Ellos le pusieron un punto emocionante y cálido a la presentación y salvaron la situación de una pésima acogida de La casa del libro. Efectivamente era casa de libros, donde se expenden volúmenes pero no donde se acoge a quienes los hacemos al escribirlos. A pesar de todo agradezco a esta librería de Nervión el haberme abierto sus puertas para presentar El nombre secreto del agua.


La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas de pie

(Después de la presentación de El nombre secreto del agua con Ana Villalobos Carballo y Antonio Magdaleno. Magnífica presentación, la de Ana y preciosa música la de Antonio.)


               El nombre secreto del agua se presentó, por primera vez, en mayo del año pasado en Badajoz. Recién salido el libro de la editorial Vitruvio. Aquí lo presentó mi amiga y pòeta Mila Ortega. Después vino la sede de la Uned de Mérida, allí presentó Victor Bermudez, mi amigo filósofo. A esta ciudad le siguió Cáceres, de la mano de Norbanova y el poeta Jesús María Gómez, en el Palacio de la Isla. Magnífico lugar, entre otros asistió mi amigo Jose María Cumbreño. Después de Cáceres y ya en este año se presentó en Almería. Qué cuatro días mas maravillosos acogido por el mejor anfitrion que he conocido Perfecto Herrera. En Almería  participé como invitado principal  del Velorio que organiza mi amigo, mi hermano, el poeta Perfecto. Fue en la librería Bibabuk de las Ramblas donde Perfecto, junto con María Lagos, presentó la obra. Mas tarde, en abril de este año, viajé a Jerez de la Frontera, allí en la Fundación Caballero Bonald y de la mano de mi amigo de la infancia Juan Salguero, Pepa Parra hizo los honores. En Mayo y organizado por Pablo Médez, editorial Vitruvio, la obra se presentaba en Madrid, en la biblioteca Eugenio Trias (antigua Casa de las fieras). Aquí, el poeta Manuel Cortijo hizo de presentador Y ahora, con Sevilla, hace el séptimo o lugar de este periplo poético.

domingo, 8 de octubre de 2017

Un sin vivir.


Resultado de imagen de expulsan policias en cataluña


Esto es un sin vivir. Me molesta la actitud de odio q se está generando en Cataluña. No creo q los catalanes se merezcan semejantes gobernantes q han dejado q la calle sea quien gobierne. Ni los españoles nos merecemos q quienes nos gobiernan estén instalados en el verlas venir q todo pase y dejan q las fuerzas de seguridad del Estado se vean acosadas y expulsadas de su propio país... todavía Cataluña es España.

Esto es de locos...

Tengo la sensación q los gobernantes catalanes temen a la calle, están secuestrados por estas masas orquestadas por antisistemas. 

La calle está yendo muy lejos. No veo fiesta ni tranquilidad cuando no se deja trabajar a la prensa, llamándola manipuladora, se generaliza gritando q España es facista, la España también de los catalanes silenciosos y q están horrorizados por lo q ocurre. La masa no es tan pacífica cuando a los dirigentes de partidos de la oposición los tienen q escoltar los mossos. Es violento ver cómo los dirigentes de algunas localidades arrancan la bandera española. No soy de banderas pero me molesta esta falta de respeto a los q no piensan igual. 

Apelo a la cordura y al diálogo político pero de los demócratas no de las dictadura de las masas. Esto está tomando un mal rumbo...por Dios q alguien pare este despropósito.

Isabel Coixet, opina


Me parece clara y contundente la opinión de Isabel Coixet, directora catalana de cine. 
Coixet cuenta toda la verdad al mundo:

Resultado de imagen de isabel coixet


A TODOS mis amigos internacionales:
"Este fin de semana me di cuenta de que algunos de mis amigos internacionales están confundidos por lo que está pasando en España con Cataluña. Espero que esto ayude:
- España es una democracia occidental y sus ciudadanos catalanes votan con frecuencia. De hecho, entre elecciones europeas, nacionales, regionales y municipales han votado 6 veces en los últimos cinco años.
- En las últimas elecciones regionales, los partidos pro-secesión decidieron unirse en torno a un solo tema -independencia- y no sólo no lograron obtener la mayoría de los votos, sino que también perdieron votos en relación con las elecciones anteriores. Las encuestas, incluso las pagadas por los separatistas, demuestran que el apoyo a la independencia es una minoría y en declive.
- Cataluña no está "oprimida". Es una de las regiones más prósperas de España y sus ciudadanos disfrutan de un alto nivel de vida y uno de los más altos grados de autogobierno de cualquier región de Europa.
- El partido que tradicionalmente dirigía el gobierno regional de Cataluña ha utilizado durante los últimos 30 años dinero público para promover una agenda separatista a través de la educación y los medios locales y se ha financiado ilegalmente con un esquema corrupto en el que los contratistas tuvieron que pagar sobornos al menos 3% de cualquier trabajo público.
- La región de Cataluña nunca ha existido como una entidad política independiente y fue parte o el Reino de Aragón, que se fusionó dinásticamente con el Reino de Castilla en 1492 para crear la España que conocemos hoy. No hay "unión", como en el Reino Unido. Cataluña es España lo que Rousillon es a Francia o Cornualles a Inglaterra.
- España es democracia parlamentaria, con una constitución que puede ser enmendada. Una votación sobre la secesión territorial requeriría tal enmienda y el apoyo de una mayoría calificada de españoles.
- Ningún país u organización internacional (con la excepción de Nicolás Maduro en Venezuela) ha apoyado este movimiento.
Entonces, ¿por qué el alboroto? A medida que la economía mejora y el apoyo a la independencia disminuye, los separatistas temen "perderse el tren" y, rompiendo con las leyes españolas y regionales, se han embarcado en una campaña para presentar al gobierno central como "malvado" por no permitir un referéndum regional que no cumplen con la constitución (ampliamente aprobada en toda España, incluida Cataluña). Este ruido también oculta los escándalos regionales de corrupción y establece separatistas como víctimas de las próximas elecciones generales.

Apasionamiento .

Estamos...no sé cómo estamos... 
apasionados? Exaltados?
Madre mía, que fin de semana nos espera...

Me entristece que por el atropellado apasionamiento de unos pocos
se pierda la razón y las razones 
de porqué actuar.

La imagen puede contener: planta, flor, árbol, cielo, exterior y naturaleza

Sin palabras.

Sin palabras... Todo está en el gesto.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

Una bandera blanca

La imagen puede contener: cielo


Que mi rostro sea una bandera, blanca, de paz. 
Una bandera alzada en el silencio 
de los que no tienen rostro, de los que son pisoteados. 
Una bandera en señal de la fragilidad 
de los que no tienen voz y gritan dolor. 
Una bandera blanca que rompa con la mentira 
y el cinismo de quienes dividen a los pueblos,
de los señores de la duda
interesados sólo 
de su propia verdad.

MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto