miércoles, 18 de octubre de 2017

Presentación en Sevilla, el séptimo lugar.

             


                Ayer martes 17 de octubre, con el calor en la espalda me encaminé hacia Sevilla para presentar por octava vez El nombre secreto del agua. Me acompañaba mi buen amigo Manuel Muñoz, compañero de instituto. Gracias a él no perdí los nervios una vez que llegué a Sevilla, después de dos horas y media de viaje. 

              Eran las 19 horas cuando estábamos aparcando en la misma calle de la librería La Casa del libro de Nervión, en la calle Hernando del Pulgar, 2., esquina con la avenida Luis Montoto.

              Cuando llegamos y preguntamos por la cuestión de la presentación  nadie llegó a acogernos, a darnos la bienvenida. Todo estaba correctamente colocado, justo en la misma entrada, sillas para los asistentes al evento, una mesa don sillas para los presentadores. Todo muy correcto pero sin alma. Esta me dije la teníamos que poner nosotros.

             Una vez visto el lugar salí para recibir a mi amiga y poeta Ana Villalobos que era la persona encargada de presentarme y a Antonio Magdaleno, un amigo de Ana, que generosamente había accedido a ponerle un punto musical al recital ( segunda parte del acto).

             Comenzamos pasadas las 19,30 concediendo unos minutos de cortesía a los que rezagados que por causas miles no llegan puntual a la cita. Me alegró ponerle cara a Agustín, un poeta de la Asociación Intimad de Sevilla. 

            Magnífica Ana y maravilloso Antonio. Ellos le pusieron un punto emocionante y cálido a la presentación y salvaron la situación de una pésima acogida de La casa del libro. Efectivamente era casa de libros, donde se expenden volúmenes pero no donde se acoge a quienes los hacemos al escribirlos. A pesar de todo agradezco a esta librería de Nervión el haberme abierto sus puertas para presentar El nombre secreto del agua.


La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, personas de pie

(Después de la presentación de El nombre secreto del agua con Ana Villalobos Carballo y Antonio Magdaleno. Magnífica presentación, la de Ana y preciosa música la de Antonio.)


               El nombre secreto del agua se presentó, por primera vez, en mayo del año pasado en Badajoz. Recién salido el libro de la editorial Vitruvio. Aquí lo presentó mi amiga y pòeta Mila Ortega. Después vino la sede de la Uned de Mérida, allí presentó Victor Bermudez, mi amigo filósofo. A esta ciudad le siguió Cáceres, de la mano de Norbanova y el poeta Jesús María Gómez, en el Palacio de la Isla. Magnífico lugar, entre otros asistió mi amigo Jose María Cumbreño. Después de Cáceres y ya en este año se presentó en Almería. Qué cuatro días mas maravillosos acogido por el mejor anfitrion que he conocido Perfecto Herrera. En Almería  participé como invitado principal  del Velorio que organiza mi amigo, mi hermano, el poeta Perfecto. Fue en la librería Bibabuk de las Ramblas donde Perfecto, junto con María Lagos, presentó la obra. Mas tarde, en abril de este año, viajé a Jerez de la Frontera, allí en la Fundación Caballero Bonald y de la mano de mi amigo de la infancia Juan Salguero, Pepa Parra hizo los honores. En Mayo y organizado por Pablo Médez, editorial Vitruvio, la obra se presentaba en Madrid, en la biblioteca Eugenio Trias (antigua Casa de las fieras). Aquí, el poeta Manuel Cortijo hizo de presentador Y ahora, con Sevilla, hace el séptimo o lugar de este periplo poético.

domingo, 8 de octubre de 2017

Un sin vivir.


Resultado de imagen de expulsan policias en cataluña


Esto es un sin vivir. Me molesta la actitud de odio q se está generando en Cataluña. No creo q los catalanes se merezcan semejantes gobernantes q han dejado q la calle sea quien gobierne. Ni los españoles nos merecemos q quienes nos gobiernan estén instalados en el verlas venir q todo pase y dejan q las fuerzas de seguridad del Estado se vean acosadas y expulsadas de su propio país... todavía Cataluña es España.

Esto es de locos...

Tengo la sensación q los gobernantes catalanes temen a la calle, están secuestrados por estas masas orquestadas por antisistemas. 

La calle está yendo muy lejos. No veo fiesta ni tranquilidad cuando no se deja trabajar a la prensa, llamándola manipuladora, se generaliza gritando q España es facista, la España también de los catalanes silenciosos y q están horrorizados por lo q ocurre. La masa no es tan pacífica cuando a los dirigentes de partidos de la oposición los tienen q escoltar los mossos. Es violento ver cómo los dirigentes de algunas localidades arrancan la bandera española. No soy de banderas pero me molesta esta falta de respeto a los q no piensan igual. 

Apelo a la cordura y al diálogo político pero de los demócratas no de las dictadura de las masas. Esto está tomando un mal rumbo...por Dios q alguien pare este despropósito.

Isabel Coixet, opina


Me parece clara y contundente la opinión de Isabel Coixet, directora catalana de cine. 
Coixet cuenta toda la verdad al mundo:

Resultado de imagen de isabel coixet


A TODOS mis amigos internacionales:
"Este fin de semana me di cuenta de que algunos de mis amigos internacionales están confundidos por lo que está pasando en España con Cataluña. Espero que esto ayude:
- España es una democracia occidental y sus ciudadanos catalanes votan con frecuencia. De hecho, entre elecciones europeas, nacionales, regionales y municipales han votado 6 veces en los últimos cinco años.
- En las últimas elecciones regionales, los partidos pro-secesión decidieron unirse en torno a un solo tema -independencia- y no sólo no lograron obtener la mayoría de los votos, sino que también perdieron votos en relación con las elecciones anteriores. Las encuestas, incluso las pagadas por los separatistas, demuestran que el apoyo a la independencia es una minoría y en declive.
- Cataluña no está "oprimida". Es una de las regiones más prósperas de España y sus ciudadanos disfrutan de un alto nivel de vida y uno de los más altos grados de autogobierno de cualquier región de Europa.
- El partido que tradicionalmente dirigía el gobierno regional de Cataluña ha utilizado durante los últimos 30 años dinero público para promover una agenda separatista a través de la educación y los medios locales y se ha financiado ilegalmente con un esquema corrupto en el que los contratistas tuvieron que pagar sobornos al menos 3% de cualquier trabajo público.
- La región de Cataluña nunca ha existido como una entidad política independiente y fue parte o el Reino de Aragón, que se fusionó dinásticamente con el Reino de Castilla en 1492 para crear la España que conocemos hoy. No hay "unión", como en el Reino Unido. Cataluña es España lo que Rousillon es a Francia o Cornualles a Inglaterra.
- España es democracia parlamentaria, con una constitución que puede ser enmendada. Una votación sobre la secesión territorial requeriría tal enmienda y el apoyo de una mayoría calificada de españoles.
- Ningún país u organización internacional (con la excepción de Nicolás Maduro en Venezuela) ha apoyado este movimiento.
Entonces, ¿por qué el alboroto? A medida que la economía mejora y el apoyo a la independencia disminuye, los separatistas temen "perderse el tren" y, rompiendo con las leyes españolas y regionales, se han embarcado en una campaña para presentar al gobierno central como "malvado" por no permitir un referéndum regional que no cumplen con la constitución (ampliamente aprobada en toda España, incluida Cataluña). Este ruido también oculta los escándalos regionales de corrupción y establece separatistas como víctimas de las próximas elecciones generales.

Apasionamiento .

Estamos...no sé cómo estamos... 
apasionados? Exaltados?
Madre mía, que fin de semana nos espera...

Me entristece que por el atropellado apasionamiento de unos pocos
se pierda la razón y las razones 
de porqué actuar.

La imagen puede contener: planta, flor, árbol, cielo, exterior y naturaleza

Sin palabras.

Sin palabras... Todo está en el gesto.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

Una bandera blanca

La imagen puede contener: cielo


Que mi rostro sea una bandera, blanca, de paz. 
Una bandera alzada en el silencio 
de los que no tienen rostro, de los que son pisoteados. 
Una bandera en señal de la fragilidad 
de los que no tienen voz y gritan dolor. 
Una bandera blanca que rompa con la mentira 
y el cinismo de quienes dividen a los pueblos,
de los señores de la duda
interesados sólo 
de su propia verdad.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Una lista


Una lista donde la vida salta 
a punto de fuego lento. La vida...
en este otoño apuntado,frenético 
y caluroso. Una lista donde 
el cariño está sin comprarlo...l

a vida.

La luz

La luz deja su huella sobre las pequeñas historias, 
las ocultas y mínimas verdades de ese cotidiano firme, 
como la sombra del árbol anónimo que quiebra la calle.
La luz se viste de tarde por las esquinas, se disuelve 
en el último color que transita,lento,por las aceras. La luz.


Dias de luz y mar.




1

13 de septiembre,
pura soledad
en la playa.


Junto al faro de
Chipiona (Cádiz)



2

Este 13 de septiembre
no quiere irse..

Alejandra Pizarnik es testigo

de este desenlace...

3

Una línea
de boyas
amarillas
quiebra el infinito...

¿Un límite
en este azul de olas?

Lo aparente no es lo real...



4
Acabo de ver a un chaval empujando un carrito de helados. 
Una vida pegada a un pedazo de hielo 
con colores. Una historia anónima 
junto a un montón de pequeñas historias. 
Un rostro curtido 
con la huella de otros rostros y sonrisas.


5

Mar violento de septiembre, mar.



6

Huellas,
hue
llas,

hu
e
llas

Siempre ahí.


7

Pizarnik,
Radler,
playa...
Se puede pedir más...

Yo no.


8

Después del cumpleaños viene el ruido impreso de coches made in China...
Un sonsonete picante sabor a feria y máquina tragaperras...
perdonable porque se trata de Rodrigo.

9

Despedir a los "cacharritos" es como anunciar el final de las vacaciones... 
Así es la vida 
un continuo llegar 
para luego decir adiós.


10
Este faro apunta
al infinito azul. Quiebra

 los arrecifes con su sombra;

los abraza,
como la brisa de poniente.


11

Esta luz miope
que trae el sabor del mar, está luz torpe
de salitre llena...



12

Mar,
espejo cóncavo del infinito...

Mar.

13

Te recoges
en tu habitáculo de nácar.

Silencio.



14
Te dejo, entre las ruinas
de un castillo de arena,
con el eco bronco
de las olas. Te dejo
mar,
atado al lecho
de azules infinitos.










sábado, 2 de septiembre de 2017

Te vi pasar


Te vi pasar
con esa premura de tormenta
que no admite pausas.
Hacía calor. La música
amortiguaba los silencios.
Te vi pasar dejándome el regalo
de tu sombra
y el perfume incierto
de un mirar perdido 
en la frontera de la calle.

Te vi,
detrás del verso,
como un ángel guardián.
No había palabras,
solo el tímido eco del dolor. 
Te vi pasar 
frente al espasmo absoluto 
de la noche 
y dejé
que arrojaras mis deseos 
en el infierno de siempre. 

Qué decir si el destino 
ya marcó 
nuestro punto de llegada.

viernes, 28 de julio de 2017

Esto es ULTRAMOR.



            Esto es Ultramorun haber de ausencias, de batallas, de paisajes nevados, de suburbios donde duermen los niños vagabundos”, un “museo muy blanco del que escapa/ un pequeño ladrón de guante negro/ que lleva bajo el brazo tu retrato” (pg.93).  Ultramor, la historia de un deseo poético que lucha entre el aquí y el allí dejando que el sueño frene el chronos, permitiendo que el ser nuevo surja hasta que la luz interior gane. Así es ese ser de “ojos que no ven”, el poeta, capaz de mirar otra realidad (imagen). 

                 Alfonso Brezmes lo sabe. Sí, sabe que el tejedor de palabras-el poeta- tiene un “corazón que presiente”, que intuye, por encima del tiempo, dejando que la realidad ikónica –presentida- supere a la propia realidad. Este hecho se da a entender en los versos de Ultramor  que convierte en ideal, bello, todo lo que mira.

            Brezmes ha trazado en este libro un gran poema sobre el hecho mismo de la creación. Al contrario de John Keats, en su “belle dame sans merci” (mujer sin piedad) donde el amor y la muerte están siempre presente, nuestro poeta resuelve con sus versos lo terrible del “aquí” con la esperanza de la luz, con la palabra escrita. Esto hace que esa realidad imaginada (ver pg. 58) mantenga al poeta en constante vigilia, despierto, recreado el Jardín primigenio, dándole sentido a vivir. 

              Se recomienda Ultramor a todos aquellos que perdieron la ilusión y dejaron que sus sueños murieran en el ruido del aburrido cotidiano. 

lunes, 24 de julio de 2017

Donde otros nos sueñan...

            

            
               En los poemas finales de la segunda parte de Ultramor, Alfonso Brezmes sitúa al lector en los sueños, en los ideales, en aquello mantiene el color del cotidiano. Sí, después del tiempo nuestro poeta nos lleva a mirar  los sueños,  esos que los poemas emplean (pg. 71), esos donde el poeta está “sumergido” y desde donde tiene que emerger y “salir afuera” a rescatar (¿la intuición poética?). º

              Confesó que leía
               mis poemas para coger sueño,
               sin darse cuenta de que,
               en realidad, eran mis sueños
               los que usaban los poemas
               para entrar en ella.

             Más adelante, el sueño del poeta lleva a considerar la realidad centaurina de ser hombre-animal. Un binomio que el yo literario subraya al decir 
“que siga durmiendo / 
el antiguo animal que me habita /
para que, cuando logre salir, /
 sea yo también el que salga/
…/ 
y alguien dirá que nos vio/ 
claveteando de pasos la noche, fundidos en una sola montura” 
(pg. 85). 

              Estos versos recuerdan la imagen de Sagitario donde el instinto y la razón traban una lucha constante. Será esto lo que quiere decirnos el poeta, que hay que superar esa lucha donde la razón (parte de la realidad) quiere sofocar el instinto –la intuición. Acabar con la intuición es también sofocar los sueños, o el hecho de soñar.

              Miremos por donde miremos da la impresión que, en esta segunda parte del poemario, importa soñar, intuir, dar luz a la razón ideal.  El poeta sueña, imagina lugares 

que, de tanto imaginarlos, / 
poco a poco se desplazan, / 
hasta aparecer un día/
en otro punto del espacio.” 

               Es vital estar “donde otros nos sueñan/ y nunca estemos aquí/ donde nadie nos nombra” (pg.87).

sábado, 22 de julio de 2017

El tiempo como camuflaje...

        

                   La segunda parte de ULTRAMOR, con 32 poemas, Alfonso Brezmes nos sitúa ante un “corazón que presiente” indicándonos que lo importante es la intuición (deseo) de la realidad, más allá de la propia realidad: “no existe la realidad/-dice- es deseo el que la hace posible” (pg. 15). Con estas expresiones de texturas metafísicas y platónicas, lo espiritual toma un sentido casi corporal. 

                  Es en este contexto donde nuestro poeta coloca unos versos sobre el tiempo.

              El tiempo, nos enfrenta con la realidad más real, aquella que “nos encontró despiertos”-dice- (pg. 59), dejando lo ideal en el sentimiento profundo de una pregunta sin resolver. Estar despiertos en esta realidad confunde dejándonos a merced de una paradoja, la de no ser y ser: “los fantasmas no existen, porque los fantasmas somos nosotros” (pg. 58). El tiempo, ese que el poeta puede detener con un Nevermore,:  “en su palabra todo se det(iene)” (pg.62). Porque la palabra escrita hecha literatura “siempre vence” a pesar de ese sentimiento kafkiano que acompaña a quien escribe: sentirse libre en la cárcel de su ser mismo (ver pg.64).

             El tiempo, que el poeta nos expone en esta segunda parte, es algo más que tiempo cronológico, es el camuflaje “de hechos cotidianos, de pequeños accidentes impalpables/ que poco a poco nos devuelven a la vida” (pg.68). Ese tiempo, se transforma en droga de la noche que
vuelve/ 
con su dosis exacta para hundirse/ 
en la tinta sedienta de palabras/ 
y con ellas iniciar sobre el papel/ 
su viejo ritual de apariciones” (pg.69). 

Es en la noche y en sus silencios donde “todo lo que no soy yo-dice el poeta- llega a mí y me señala” (pg.70).

            Este tiempo ideal reafirma, se encuentra en el recuerdo, y el poeta lo sabe, considerándolo un “peso invisible”, un “extraño pasajero” con el que se “viaja hacia el ayer, /sentado en un asiento de tercera” (pg.75). Sí, el recuerdo, ahora memoria, que el yo literario reclama: 
Ven,…, habítame, /
olvida ya sus ritos fúnebres/ 
y dispón sobre la mesa/ 
ese ceremonial de exhumación/ 
con el que invocas a los muertos.//
….// 
Habla,…, cuéntame/ 
otra vez mi vida…” (pg. 77). 

Porque es en la memoria, dice el poeta, donde hay que crear la realidad (el mundo ideal). 

               Así, con el más puro instinto platónico indicará que “aquí solo es posible: allí tan solo puede ser real” (pg.78). 

Para el poeta todo es reflejo: 
las llamas sobre el juego de té…// 
El sol sobre tus gafas…//…//
mi pálido fantasma en la pantalla…” (pg.81) 

              A pesar de todo, en este vivir imaginado, soñado, siempre hay un día después, 

un instante en el que gira el mundo//…
y nuestra mirada encuentra al fin otra mirada, / 
y la vida logra de este modo detenerse, /
y el corazón puede por un tiempo descansar” (pg.82). 

          Ese es el corazón que el poeta del misterio y del terror romántico, Edgar Allan Poe, entrega “al que va a nacer” (pg.83). Porque el poeta está naciendo a una nueva forma de crear y mirar lo que le rodea.


MIS VISITAS AL MUNDO

MIS VISITAS AL MUNDO
Tiene Lisboa sonidos de agosto